¿Porqué vía email?

Dada la situación que estamos viviendo y por responsabilidad, yo y muchos compañeros hemos dejado de hacer visitas presenciales a lo que muy nuestro pesar nos deja en manos de las visitas a través de la videollamada. Esta situación, viviendo en muchos casos la imposibilidad de hacer videollamada ya sea por problemas en la conexión, por no disponer de los dispositivos necesarios, falta intimidad en casa o simplemente por qué la persona no se siente cómoda al hablar tras una pantalla, me ha hecho valorar la opción de realizar vía email a través de un sistema protocolizado en el que de una manera simple, sencilla y sobretodo, eficiente, podremos resolver en mayor medida los inconvenientes citados con anterioridad. 

¿Cómo lo haremos?

Primero de todo, contactar conmigo por correo electrónico, teléfono o WhatsApp solicitando iniciar una terapia vía email. 

 

1ª sesion

 

Os reenvío un archivo Word donde pregunto varias cuestiones para poder elabora un objetivo terapéutico concreto y contar con la información necesaria e imprescindible para iniciar el proceso. 

 

Con la información obtenida y aclarada en otro email si hiciera falta, os explico como empezar a trabajar para que en el mínimo de sesiones, logremos producir el cambio terapéutico deseado. 

 

Sesiones posteriores

 

De igual manera que en la primera, os enviaré una plantilla para evaluar como ha ido desde la anterior sesión, que cambios hemos visto y sobretodo, tener más información sobre como están los síntomas para poder seguir con el proceso con nuevas pautas hasta conseguir llegar al objetivo marcado en la primera visita. 

HÉCTOR SÁNCHEZ

Psicólogo col. 21345